Haz tú mismo una reparación eléctrica básica, sin hacer corto circuito

Hay unos cuantos arreglos para los que no vale la pena llamar a un electricista. Lo obvio y más sencillo es cambiar un bombillo. Aunque también hay quienes reciben un corrientazo en este sencillo proceso, si no lo hacen con cuidado.

¿Pero qué tal cambiar un toma de luz o un interruptor? ¡Ojo! Esto requiere de mucho cuidado y de herramientas básicas, como lo son los destornilladores. Si te le quieres medir a esto, aquí te damos unos consejos que te pueden salvar de una descarga eléctrica o de hacer un corto circuito.

1- Compra un detector probador o tester de fases eléctricas. Es similar a un destornillador, pero sirve para tocar con las puntas un cable y si se enciende una luz interna, se sabrá que tiene corriente (fase o potencia). Son de bajo costo y de mucha utilidad.

2- Adquiere también un pelacables. Es una herramienta barata, que te ayudará también a evitar el uso de bisturíes o cuchillos a la hora de cortar o pelar cables eléctricos.

3- Haz tus arreglos eléctricos en el día, para que al quitar la energía eléctrica, puedas ver lo que haces. De lo contrario, antes de poner manos a la obra, ten una lámpara o linterna. Ojalá que se sostenga sola para que tengas tus manos libres.

4- En el caso de los tomas de luz, antes de quitar la energía y cambiarlos, introduce con cuidado en las hendiduras de los tomas el probador de fases, para saber cuál es la línea fase, es decir, la que lleva la potencia eléctrica. También úsalo antes de tocar cualquier cable con tus manos, para saber que no lleve energía y evitar una descarga eléctrica.

5- Siempre baja los tacos de la electricidad, antes de manipular los cables. Deja un bombillo encendido o un aparato conectado y que emita luz, para verificar que se apaguen al desactivar determinado taco.

6- Cuando reemplaces tú mismo los interruptores de luz, asegúrate de que no sean conmutables. O sea que la luz no se encienda desde dos interruptores diferentes. Por ejemplo, uno en la puerta y otro al lado de la cama para el mismo bombillo. Estos conmutables mejor se los dejas a un experto, pues la conexión es muy compleja.

7- Al cambiar un toma, recuerda que la fase que detectaste con tu probador se debe conectar en la hendidura más pequeña del toma. El neutro va en la hendidura ancha y la tierra (no siempre está presente) va en la ranura semicircular de la mitad.

8- Usa siempre cinta aislante, pues ningún cable debe quedar pelado y con riesgo de cruzarse con otro. Si tienes la menor confusión sobre dónde van los cables, mejor buscas un experto. Cuando hay dudas, puedes tener demasiado riesgo.

Compartir:

Twitter
Telegram
WhatsApp

Suscríbete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más Noticias

DECOREMOS CON EL FENG SHUI

El Feng Shui es una filosofía milenaria que trata de mejorar las energías que nos rodean a través de nuestro entorno. En espacios abiertos como