Artículo | Con constancia y organización, así podrás planificar la compra de tu vivienda 

hace 3 meses

Tener vivienda propia  es el sueño que comparten miles de personas en  Colombia. Si piensas dar este importante paso es necesario que hagas una planificación antes de adquirir una deuda impagable o entrar en aprietos económicos con los bancos, por esto, Construoferta te trae esta nota para que programes y planifiques tu sueño.

Es necesario que tú o los miembros de tu familia tengan ingresos fijos mensuales, este punto es importante porque con base en esa cifra podrás hacer los siguientes cálculos: 

El precio de la casa o apartamento que quieres comprar no debe superar por más de 5 veces los ingresos anuales de tu hogar. Por ejemplo, si el dinero que recibe tu familia en un año es de 20 millones de pesos, lo ideal es no adquirir una vivienda de más de 100 millones de pesos. 
Si las cuentas que hiciste te permiten pensar que es el momento de tomar esta decisión debes tener en cuenta los siguientes gastos a los que te haces responsable al comprar un inmueble.

Los costos de la compra/venta
Cuando tienes una vivienda, estás creando independencia económica y adquieres  un activo que podrás vender más adelante para adquirir otro inmueble más grande y que se ajuste a las necesidades que vayas teniendo. Los costos de la compra y venta de una vivienda se dividen en: 

Gastos administrativos: Gastos de escrituras, trámites legales y avalúo.  
Gastos financieros: Estos gastos los pagas al banco en el caso de adquirir un crédito hipotecario. 

Estos egresos representan entre un 3% y un 5% del precio de compra de la vivienda en los primeros meses, esto quiere decir que si el costo de la vivienda es de 100 millones de pesos (como lo sugerimos anteriormente), los gastos de la compra del inmueble en los primeros meses estarán alrededor de 3 millones de pesos. 

Comprar sobre planos resulta una buena opción, porque así la vivienda que pretendes adquirir te saldrá más favorable. 

Cuota inicial 
El precio que debes dar para tu vivienda nueva varía con relación a las constructoras, en algunas se debe consignar entre el 20 y el 30 % del  total del valor del inmueble, sin  embargo, al momento de adquirir nuestra vivienda se recomienda tener el 30% del total del precio de esta para que las cuotas del préstamo sean menores. Actualmente las constructoras dan como mínimo un año para que pagues la cuota inicial. En nuestro ejemplo (de una vivienda de 100 millones de pesos), necesitaríamos cerca de $30 millones para la cuota inicial, también podrás aplicar a los subsidios de las cajas de compensación familiar y mi Casa Ya, porque tu casa no supera los $105.467.000, en caso que el inmueble supere esta cifra, no recibirás dichos beneficios, sin embargo, si podrás acceder al subsidio a la tasa de interés con descuentos entre 4 a 2,5% en las cuotas. 

Dinero de reserva 
Tener ahorros para pagar los gastos de los tres primeros meses de nuestra vivienda, te dará un poco de tranquilidad mientras te adaptas a las siguientes cuotas del crédito hipotecario. Al recurrir a las cesantías o programar una cuenta de ahorros para vivienda, evitarás recurrir a tarjetas de crédito o a terceras personas para cubrir tus gastos personales, adquirir nuevas deudas en estos momentos no es buena idea.  

Planificación financiera para comprar una vivienda
En el ejemplo que hemos hecho de una vivienda de 100 millones de pesos, la cifra que debemos tener hasta este punto es de 33 millones de pesos, esto representan la cuota inicial, los gastos de compra/ venta y el ahorro para los egresos de los primeros meses de tu vivienda. (Las cuentas que tu hayas hecho según los ingresos de tu familia pueden diferir de este número). 
En este momento ya debes saber cuál es el dinero que necesitas para la compra de tu vivienda, ahora es preciso realizar la planificación.

Base sólida 
-Es importante que no adquieras nuevas deudas innecesarias e intenta sanear las que ya tienes. 
-Cerciórate de que no estés reportado en centrales de riesgo, si lo estás es necesario que pongas todo en orden para acceder al crédito hipotecario.
- Debes hacer un cálculo de  cuánto es el dinero que tienes que ahorrar mensualmente para el pago del crédito bancario.
-Ten en cuenta que el dinero que estás pagando de arriendo lo puedes destinar para cancelar las cuotas del crédito hipotecario. 
-Adquirir un crédito alto para compra de vivienda hace que nos privemos de gustos que antes nos dábamos, debes identificar los gastos innecesarios para que tu ahorro sea mayor y así te enfoques  en tu objetivo: Tener vivienda propia.
-Realiza un seguimiento de tus gastos y ahorros regularmente, así podrás identificar en qué te estas gastando el dinero, esto te permitirá encontrar a qué cosas estás destinando más dinero de la cuenta y así sabrás si llegarás a la meta de tu ahorro mensual.  
Con estos consejos de planificación, además de un poco de paciencia y constancia, estamos seguros que lograrás ahorrar para tu casa o apartamento.