Artículo | Gobierno Fortalece su Apuesta por la Construcción

hace 2 semanas

  • Presidente de la República suspende el Reglamento Interno para Redes Internas de Telecomunicaciones. 
  • Gobierno confirmó el decreto que reglamenta los subsidios a la tasa de interés para viviendas entre 100 y 321 millones de pesos.
  • Findeter dispone 1.2 billones de pesos para subsidiar proyectos para construir equipamientos sociales.
  • Ahorra tu Arriendo es el nuevo programa que permite a los colombianos la adquisición de vivienda.

Cartagena, septiembre 1 de 2017

La presidente de Camacol, Sandra Forero Ramírez, en su discurso de cierre del Congreso Colombiano de la Construcción 2017: 60 años construyendo Colombia, en presencia del Presidente Juan Manuel Santos Calderón, manifestó que el menor crecimiento de la economía, la menor dinámica en la generación de empleo, los efectos inflacionarios y su impacto sobre el costo del crédito, explican buena parte del bajo desempeño de la construcción de edificaciones. 

Sin embargo, para el Gremio las medidas de política monetaria tendientes a dinamizar el crédito con la reducción de las tasas de interés y la consecuente respuesta del sector financiero han sido oportunas, pues ya hay señales positivas en materia de inflación, así como la recuperación gradual de la confianza de los consumidores y de las perspectivas de la economía para los próximos trimestres. De igual manera, para el sector la continuidad y ampliación de la cobertura a la tasa de interés anunciada para la vivienda del segmento hasta 321 millones de pesos, con 40.000 nuevos cupos, permiten fortalecer el optimismo sobre la recuperación de la inversión de los hogares. 

A propósito de ello, el Presidente de la República anunció que está listo el decreto que reglamenta los subsidios a la tasa de interés de los créditos hipotecarios para la vivienda del segmento medio, es decir, para las que están entre 100 y 321 millones de pesos. 

En la vivienda social, los resultados en materia de ventas y lanzamientos con el programa Mi Casa Ya y el subsidio a la tasa de interés, hacen que este segmento tenga tasas de crecimiento superiores al 17% en lo corrido del año, por tal razón para la presidente Ejecutiva de Camacol, Sandra Forero Ramírez, “además de los subsidios que se tienen previstos dentro del programa hasta el año 2019, necesitamos que se dé continuidad al subsidio a la tasa para el segmento VIS, mecanismo que hoy tiene previstos cupos hasta el año 2018”. 

Así mismo, la Ejecutiva del Gremio señaló que “en lo referente al segmento medio-alto y alto del mercado de vivienda se identificó que los efectos de un menor crecimiento, las nuevas disposiciones tributarias, en particular el límite establecido para los beneficios a personas naturales en los cuales entran las cuentas AFC y otros instrumentos que estimulan la compra de vivienda, han significado un desincentivo para los hogares y ha reducido su propensión al ahorro e inversión en vivienda. Por eso, para preservar los niveles de inversión, incentivar el ahorro y reimpulsar la demanda interna, los hogares deben contar con mecanismos efectivos de inversión como el de las AFC, que además de canalizar recursos hacia el sector, deben entenderse integralmente sus réditos en materia tributaria, ya que con la inversión en vivienda se tiene una fuente de recursos fiscales por impuesto predial, IVA en los materiales de construcción, además de generar un efecto multiplicador con sus encadenamientos”.

Por otro lado, en el discurso, la Presidente de Camacol abordó el tema de la inseguridad jurídica que agobia al sector, convirtiéndose en un elemento que aísla la inversión, desincentiva la actividad, pone en riesgo los proyectos y muchas veces compromete la sostenibilidad de las compañías. 

“La inversión del sector se ve afectada por decisiones sobre el ordenamiento territorial, la gestión del suelo, la concepción de los proyectos urbanísticos, los derechos legítimos que representan las licencias de construcción, una creciente carga de trámites y demoras, e interminables esfuerzos para lograr la provisión efectiva de servicios públicos. Es decir, a lo largo de todo el proceso tenemos elementos que ponen en riesgo la viabilidad de los proyectos. Desde los análisis de prefactibilidad e inversiones en suelo urbanizable, hasta la entrega misma de las viviendas, hay afectaciones de toda índole. Estimamos que estas ineficiencias pueden costar cerca de 2,7 billones de pesos al año, recursos equivalentes a 75.000 subsidios de vivienda en el Programa de Mi Casa Ya”, señaló la Ejecutiva del Gremio.

La Directiva de Camacol aprovechó para manifestarle al Presidente de la República la conveniencia de extender la aplicación del Decreto que establece prorrogas adicionales sobre las licencias de construcción vigentes, pues un ciclo comercial más amplio, dada la coyuntura económica, ayudaría a dar certidumbre al desarrollo de los proyectos.

De igual manera, solicitó nuevamente suspender la entrada en vigencia del Reglamento Interno para Redes Internas de Telecomunicaciones (RITEL), y hacer un proceso integral de revisión que de manera efectiva permita evaluar su pertinencia técnica, alcance y disposiciones. “Ponerlo en vigencia es un riesgo para la dinámica del sector, en particular para la política de vivienda. Este reglamento es sobredimensionado, es operativa y técnicamente inviable, ya que hoy en día se puede verificar plenamente la conectividad y efectividad en la provisión de servicios de telecomunicaciones en cada uno de los proyectos de vivienda”, destacó

A esta solicitud del Gremio, el primer Mandatario contestó afirmativamente, dándole la razón al análisis que juiciosamente viene haciendo Camacol sobre la materia. De esa manera, el RITEL quedó suspendido para los próximos dos años.

Sandra Forero concluyó el discurso refiriéndose a la paz y las acciones derivadas del postconflicto, señalando que “ese escenario es un activo del  país que debe darse sobre un proceso de que mejore el entorno para la inversión, fortalezca la institucionalidad y promueva el desarrollo de proyectos regionales. En ese sentido, este Gremio sigue comprometido con la vivienda formal, la construcción de ciudades de calidad y con el aumento de la productividad. Nuestro compromiso es seguir haciendo las cosas bien”. 

A propósito de los estímulos para la adquisición de vivienda propia, el Presidente Juan Manuel Santos anunció que el Gobierno pondrá a disposición de los colombianos el nuevo programa “Ahorra tu Arriendo”, en el que millones de colombianos afiliados al Fondo Nacional del Ahorro (FNA) a través de cesantías, con ingresos entre dos y seis Salarios Mínimos Mensuales Legales Vigentes (SMMLV), podrán adquirir vivienda nueva financiando hasta el 100% o usada hasta el 95 %, pagando cánones mensuales similares al arriendo.

“Este producto no tiene comparación. El afiliado por cesantías al FNA, puede convertir el pago mensual del arriendo en capital para obtener su casa propia. Es una nueva línea de leasing habitacional”, indicó el Jefe del Estado. 

La nueva herramienta es fundamental y contribuye con la política de vivienda del Gobierno Nacional y a cerrar la brecha de los colombianos que no tienen vivienda propia y siguen pagando arriendo. Podrán acceder a Vivienda de Interés Social (VIS), cuyo monto máximo es de 135 SMMLV equivalentes a $ 99.591.795, así mismo podrán adquirir vivienda No VIS, superior a 135 SMMLV. El valor de la vivienda depende de la capacidad de pago de los afiliados.